Get ready with Alenia,  Tips para invitadas perfectas

GUÍA PARA SELECCIONAR EL VESTIDO SEGÚN TU CUERPO

¡Hola chicas! El post de hoy nos encanta ya que viene cargadito de información muy útil para todas. Como bien puedes leer en el título, hemos elaborado una guía que te facilitará la tarea a la hora de elegir vestido. Para ello nos hemos basado en las diferentes formas de cuerpo. Seguro que has escuchado alguna vez lo que se dice de: “Tengo cuerpo en forma de pera, manzana o reloj de arena”. Para cada tipo diferente de figura, hay un vestido ideal esperando. Vamos a ayudarte a distinguir entre qué prendas potenciarían tu figura y cuáles no. Además, ahora que volvemos de navidades con unos kilitos de más, no hace falta entrar en pánico. Antes de ponerte a hacer una dieta milagrosa, podrás reconocer al instante qué prendas sacarán lo mejor de tu cuerpo. Te daremos los trucos para que potencies tus looks a la hora de vestirte.

Antes de adentrarnos en la teoría de las diferentes proporciones, cabe destacar que partimos de la base del respeto a la libertad de cada persona en elegir qué ponerse. Cada una es libre de vestir con lo que más le gusta, con lo que se sienta cómoda y guapa. Eso sí, os daremos las claves utilizadas por estilistas y personal shoppers que conocen de primera mano cómo resaltar los puntos fuertes de cada tipo de cuerpo.

Lo primero de todo es identificar qué tipo de cuerpo es el tuyo. En este artículo nos basaremos en los 5 tipos de figura más comunes y conocidos:

 

  1. Reloj de arena

Este tipo de cuerpo se caracteriza porque el pecho y las caderas tienen aproximadamente el mismo tamaño, además de una cintura estrecha. Te recomendamos que elijas un vestido que se adapte y resalte tu cintura.

En la imagen: Vestido Valentina en azul

 

  1. Pera (Figura triangular)

Las chicas con este tipo de figura tienen los hombros más estrechos que las caderas, por lo que la parte superior del cuerpo es más delgada que la inferior. Lo que más te favorecería sería un vestido con escote en V o por ejemplo escotes tipo halter para que tus hombros y espalda parezcan algo más anchos.

En la imagen: Vestido Donatella en dorado

 

  1. Triángulo invertido (Manzana)

El triángulo invertido es lo opuesto a la forma de pera ya que la parte de los hombros es más ancha que las caderas. Aquí os aconsejamos que optéis por vestidos en línea A. Se refiere a vestidos que sean más estrechos por la parte de arriba y se ensanchen por la parte de abajo. Para recordarlo con facilidad puedes imaginar que literalmente se ve como una A mayúscula.  

En la imagen: Conjunto Graziella

 

  1. Rectángulo

Los hombros, la cintura y las caderas dibujan en este tipo de cuerpo una línea recta. Te recomendamos que escojas vestidos con mucho volumen a partir de la cintura como por ejemplo volantes.

En la imagen: Falda Chloé 

 

  1. Manzana (figura redonda)

Por último, tenemos el cuerpo de figura redonda. Esto significa que no suelen tener la cintura definida y que poseen bastante volumen en la zona del abdomen. Deberás elegir vestidos con un corte justo debajo del pecho, realzando así esa zona, lo cual dará también sensación de altura.

 

En la imagen: Vestido Giulia en marrón

 

Se podría decir que existen tantas formas de vestidos diferentes que lo único que tienes que hacer es conocer tu cuerpo y sus proporciones para acertar al 100% con tu estilismo. Es momento de potenciar tus cualidades en vez de ir disimulando lo que no te gusta. ¡Si sigues nuestros consejos no fallarás! Esperamos haberte ayudado y no dudes en consultarnos si tienes cualquier duda.

Un abrazo,

Alenia 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *